Juguetes, libros, películas, calzado… el paseo marítimo de la localidad se llenará de artículos a la venta durante todo el domingo 10 de julio – de 9:00 a 21:00 horas.

El Ayuntamiento abrirá las inscripciones para los puestos en dos convocatorias, primero para los inscritos en el municipio -del 27 al 29 de junio- y posteriormente, a partir del día 30 hasta agotar las plazas, para el resto.

El Ministerio de Cultura acaba de anunciar la 11ª edición del Mercado de Vecinal, un evento que se recupera tras dos años sin celebrarse y que permitirá intercambiar, comprar o vender productos de segunda mano y artesanía en el paseo marítimo de Ares. En el mercado habrá espacio para películas, coleccionismo, libros, joyas y muchos otros artículos de interés en los distintos puestos, que podrán ser tanto de particulares como de profesionales y asociaciones del municipio.

Según informa el área de Cultura que dirige Alma Barrón, cada stand tendrá un coste de 5 euros y una extensión de 3 metros lineales, debiendo el adjudicatario llevar todo lo necesario para su montaje. Además, la participación en el mercado requiere el registro previo en los plazos habilitados por el Consejo. Por un lado, del 27 al 29 de junio para los matriculados en Ares y, posteriormente, del 30 de junio hasta agotar las 130 plazas, para los no matriculados.

Estas solicitudes de participación sólo se pueden realizar físicamente en la biblioteca municipal de Ares (Rúa María, 11), presentando una solicitud de reserva de plaza cumplimentada que se puede obtener en las instalaciones de la biblioteca o descargar de la web municipal, además de pagar el importe exacto monto del puesto

UN EVENTO QUE SE RECUPERA TRAS EL COVID-19

Como es habitual en la localidad, el mercado se consolida como una de las principales iniciativas de carácter municipal que acaba de recuperarse tras las limitaciones de la pandemia. Que sea la undécima edición destaca su tradición y, también, el éxito que tiene en la zona.

La concejala de Cultura, Alma Barrón, aprovechó el lanzamiento del evento para contextualizar su esencia: “Principalmente, buscamos que participe todo el pueblo, dinamizándolo desde dos vertientes: la social, animando a la gente a sumarse, y la económica, de la mano de la compra y venta de productos de segunda mano y artesanía asociada al mercado”.

Además, Barrón destacó la importancia del carácter «vecinal» del evento, porque la esencia «es ofrecer un espacio accesible al barrio para el intercambio, y no tanto -o no solo- a los profesionales, que ya tienen eventos exclusivamente». para ellos».