La recuperación de las líneas suprimidas, el cumplimiento de los horarios y la mejora integral del servicio se configuran como las principales exigencias de un problema estructural que afecta a toda la región.
Los 11 municipios que organizaron de forma conjunta ayer la manifestación en defensa del transporte enviarán las firmas recogidas en los últimos meses al Ministerio de Infraestructuras y Movilidad; 1042 sobre Ares.
Frente a la casa de gobierno de la localidad, representantes vecinales y municipales se dieron cita al final de la tarde de ayer con el foco puesto en las actuales deficiencias del transporte regional metropolitano. El Ayuntamiento materializaba así la convocatoria simultánea impulsada por la localidad de Ares, junto a Pontedeume, Cabanas, A Capela, As Pontes, Fene, Ferrol, Miño, Monfero, Narón y Neda; 11 municipios en los que, al mismo tiempo, se defendía la necesidad de mejorar un recurso fundamental para que los ciudadanos puedan acceder en igualdad de condiciones a los servicios básicos, independientemente de su lugar de residencia.
Cerca de las 20:30 horas comenzó la lectura del manifiesto a cargo de la teniente de alcalde, Alma Barrón, repasando una problemática que se extiende desde el año pasado hasta la actualidad, con constantes quejas de los usuarios habituales en las líneas gestionadas por la UTE Hércules Norte.
El incumplimiento de los horarios establecidos por la propia UTE, la cancelación de paradas y la falta de refuerzos se han convertido en una tónica generalizada desde el cambio de empresa de transporte. Esos son también los ejes de reivindicación de esta concentración.
“Ante esta situación caótica y lamentable, gran parte de los Consejos afectados se reunieron con el objetivo de hacer un pedido de resolución inmediata de este conflicto. Exigimos que se cumplan de inmediato las condiciones del servicio de transporte interurbano, tal como lo establece el contrato licitado por el Departamento de Infraestructuras y Movilidad”, dijo Barrón, durante la lectura del manifiesto.
El Ayuntamiento de Ares, junto con el resto de entidades municipales que integran la convocatoria simultánea, trasladará al Ministerio las firmas recogidas en los últimos meses, que avalan la petición y luchan contra el aislamiento comarcal que supone la actual situación del transporte.
1042 FIRMAS DE ARES
Las firmas que el Ayuntamiento de Ares enviará al Departamento ascienden a 1042, recogidas en los últimos meses entre el barrio, usuarios de las líneas de autobús y otros afectados.
Desde el área de Movilidad del Ayuntamiento, dirigida por Lucía Blanco, argumentan que estas firmas “ejemplifican no solo el descontento e insatisfacción de los ciudadanos, sino la existencia de un problema estructural en la gestión del servicio por parte de la empresa adjudicataria. Un servicio que está afectando a escolares, vecinos que viven en zonas rurales o incluso a personas que lo necesitan para acudir a los centros de trabajo”.
Lucía Blanco aprovechó el mitin para manifestar “que ni siquiera se cumple el compromiso de comunicar previamente los ajustes en las líneas. Los municipios tienen que estar constantemente al tanto de los cambios en las frecuencias a través de la página web de la empresa, que no informa de manera adecuada y responsable a la vecindad. Necesitamos establecer una comunicación estable entre el Departamento y los municipios”, concluyó el concejal de Movilidad de Ares.