Este verano también habrá dos nuevos aparcamientos municipales en el núcleo urbano de Ares y una reducción de las zonas azules -de pago- cercana al 50%.

El acceso a los arenales de Chanteiro, O Raso y Seselle eliminará las restricciones impuestas en su momento por las condiciones sanitarias.

Del 1 de julio al 31 de agosto, Ares implantará el sistema de regulación del tráfico rodado en el periodo estival con el objetivo de ordenar de forma segura y racional las superficies aptas para aparcar en un periodo de intensa ocupación. Sin embargo, el inicio de este verano trae novedades en este sentido, teniendo en cuenta la situación actual del municipio.

El principal cambio afecta al número de zonas blancas en el núcleo urbano, aquellas que son de uso general, gratuito y sin restricciones horarias, que se incrementarán hasta alcanzar unas 800 plazas, unas 100 más que el año pasado.

Además, esta ampliación se complementa con la adecuación realizada por el Ayuntamiento de dos nuevos aparcamientos públicos gratuitos, de forma que habrá un total de 6 plazas de aparcamiento en el casco urbano, junto con el situado a la entrada del pueblo ( 6+1), disponiendo de una oferta de 520 puestos de trabajo gratuitos.

Por otro lado, se mantendrá la zona verde -la destinada a vehículos con IVTM en Ares- en las principales vías de la localidad con 540 plazas para tal uso, con el fin de favorecer de la mejor manera posible la convivencia en un periodo de alta demanda. .

En cuanto a la zona azul, que requiere reserva previa y pago, se aplicará una reducción en su número, que pasará de unas 300 plazas el año anterior a las 165 actuales, limitadas a la zona de playa Xuncal y playa Petelo (alrededor de la Club de Remo de Ares).

El procedimiento de reserva de plaza será online, a través de www.aparcares.com, con una tasa de 1 euro por cada franja horaria habilitada: habrá dos horarios de pago por la mañana -de 11:00 a 13:00- y otras dos por la tarde – de 17:00 a 19:00 horas -.

ACCESO GRATUITO A LAS PLAYAS DE SESELLE, O RASO Y CHANTEIRO

Entre las novedades de este sistema normativo, también se establece el acceso gratuito en los arenales de Chanteiro, O Raso y Seselle, tras los cambios estipulados en la normativa covid-19. Asimismo, la zona de Redes, con mucho tráfico también durante el verano, está pendiente de la reordenación del tráfico rodado