La Concejalía de obras acaba de informar de la finalización esta semana de la conexión de la red de agua potable en la zona de Mazote con las calles María y Real, una intervención que afectó al cruce de la avenida Federico García Expósito en su lateral con ambas vías.

Las obras, tal y como ha contextualizado el alcalde José Juan Vilar, responden a que en la entrada al camino de Pedrós hay un ramal de la tubería general de los embalses de Catabois, tubería que se pretende utilizar para dar servicio directo a estas dos calles del centro urbano, realizando las obras necesarias para la conexión y mejorando así el abastecimiento de agua con la presión óptima en toda la zona.

Esta actuación contó con una inversión de 34.804,89 euros asumida íntegramente por fondos municipales y supuso la instalación de un arcón y un pozo de registro, con tubería de polietileno de 90 mm de diámetro, para realizar la mencionada conexión